Jimena de la Frontera

Jimena de la Frontera

jueves, 15 de mayo de 2014

Silene gazulensis

Otra vez hemos vuelto a visitar, junto a un grupo de amigos, Peña Arpada. El objetivo era fotografiar la Silene gazulensis.


¡Menuda tarde de calor y menudo levante que  padecimos! (cosa mala para aficionados a fotografiar "florecitas"). Se nota una diferencia con la visita del año pasado con el amigo Amarillo. Hacía más fresquito  y no sufrimos esta primavera-verano que tenemos este año. Las silenes, además, estaban en su punto.

Este es un lugar singular, por la aparición de esta mole rocosa asomando sobre una loma de suave pendiente. Es una isla que acoge a esta planta singular.
Algunos buitres aprovechaban el fuerte viento para planear sobre nuestras cabezas.

Nos encontramos con un pasto alto y con el temor a las garrapatas que, con el calor, esperan a los incautos caminantes. El terreno muy dificultoso, por el hueco que dejan las pisadas de las vacas. Pero avanzamos sin problemas, hasta llegar al pie de las rocas. El equipo se desperdigó. Incluso alguno se sintió perdido en algún momento (saludos, Carlos) y sacamos las primeras fotos.  

Unas bonitas Delphinium pentagynum aparecieron en la zona más pedregosa.

A continuación, buscamos una pequeña verea, camuflada por la vegetación, pegada al muro rocoso, que nos condujo, tras pasar por un pequeño paso entre una higuera y una roca, hasta las cercanías de nuestro objetivo. Me dirigí al lugar donde el año pasado estaban. Y desilusión por todo lo alto (ya estaban pasadas de tiempo). Las altas temperaturas que padecemos han adelantado la floración.

Pero la suerte no nos fue esquiva en  su totalidad porque dos florecillas aparecieron provocando la alegría del grupo.Se empezó a desenfundar toda clase de artilugios (trípodes, paraguas de nacionalidad china, fundas de plástico,...) que mitigaran la luminosidad que a esa hora de la tarde "disfrutábamos". Ahora comprendo los "peazos" de fotos que hacen ( he pensado que tengo que arrimarme más a estos amigos a ver si aprendo algo). Decir, a todo esto, que el sol pegaba sobre la roca con todas sus fuerzas ( hay que estar "picaíto" por aguantar tantos inconvenientes para fotografiar lo que para algunos es una simple florecilla). En la viña del Señor hay de todo.

Silene gazulensis


Jasione ?

 Crucifera




Me llamó la atención la cantidad de mariposas que permanecían "agachadas" en la vegetación protegiéndose del fuerte viento.

   
Sobre la roca, y desafiando su sequedad, una Sedum ?

Silene  ?

 
Sedum mucizonia

Orobanche


Valle del río Álamo

En zonas más protegidas del sol encontramos Stachys circinata

Posible extraterrestre


 Phlomis herba-venti


Cachrys sicula, muy atractiva para los insectos


 Nigella papilosa


Bupleurum lancifolium, una curiosa umbelifera


Bucólica escena pastoril por la Cañada de Mantiagana.

José Ramón, Manuel Antonio y Carlos

Finalmente, el posado a estilo conjunto de los sesenta (según comentario de JR)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada