Jimena de la Frontera

Jimena de la Frontera

lunes, 17 de febrero de 2014

Ruta senderista Casares-Baños de la Hedionda
























   Ruta de Casares-Los Baños de la Hedionda-Manilva.- (15-02-14)

El autobús nos deja en el pueblo de Casares. Tomamos la C/ Molinos en dirección a los Arenales,  pasado un pequeño collado, pasamos junto a un cementerio abandonado a medio construir de época reciente. Descendemos entre parcelas de monte Mediterráneo y algún que otro rebaño de ovejas que pastan plácidamente a nuestro paso. Llegamos a arroyo Molino que se une con el Albarrán y forman el río Manilva .Pasamos un pequeño puente de madera y nos encontramos con el molino de la Americana. Seguimos una vereda junto al río, entre el verdor de las plantas y arbustos de ribera . Unos metros más abajo subimos por una ladera del valle para salvar una cerrada y volver a bajar hacia el molino del Madrileño , atravesando una caballería  y divisando las ruinas del Molino Cancón y su puente metálico envuelto entre la frondosidad de los arbustos crecidos en los márgenes del río.
El camino remonta la ladera izquierda del valle, alejándose de nuevo del río para salvar el desfiladero fluvial espectacular rodeado de las formaciones kársticas de la Sierra de Utrera. El lugar invita a realizar una parada y contemplar la maravilla natural que se presenta ante nuestros ojos. Al mismo tiempo que contemplamos las formaciones rocosas podemos observar a lo lejos la costa rodeados de un denso matorral formado por la sabina costera.
El camino baja pasando junto a un algarrobo de dimensiones notables y tras cruzar el río y pasar a su margen derecha , nos encontramos con un inmenso eucaliptos muy fotogénico . Continuamos paralelo a una acequia en ruinas que conduce hasta el Molino de las Ánimas , recientemente rehabilitado , desde donde por una pista de tierra llegaremos a los Baños de la Hedionda.
Los Baños de la Fuente la Hedionda de Casares o del Rosario, también llamados de Manilva , por su mayor proximidad a esta población vecina cuenta con diversas leyendas que intentan dar respuesta a su origen. Una de ellas reúne los elementos mágicos-creenciales típicos de tales casos : según cuenta , el demonio que habitaba en estas aguas exhaló su último suspiro al ser expulsado `por Santiago, lo que confirió al agua su característico olor a azufre.
Sin embargo , la más popular es la que atribuye un noble origen histórico : en el año 61 a.C. las tropas romanas se encontrarían acampadas en esta zona dispuestas a enfrentarse con las de Pompeyo en la Segunda Guerra Civil Romana ( cosa que ocurriría más tarde en la batalla de Munda) y , encontrándose infectadas de sarna , hallarían alivio bañándose en estas aguas ; aunque , según otros , fue el propio Julio Cesar quien se curó de una afección herpética  y mandó construir  los baños que hoy se conservan. El entorno mantendría a lo largo de los tiempos un aspecto sagrado puesto que el valle sería paraje donde habitaban algunas divinidades o ninfas correspondientes al manantial de aguas curativas.
            Sus propiedades minero-medicinales de las aguas aparecen en escritos del siglo XVIII, como el informe de Alonso García y Pozo a Tomás López Salud en 1780.
Ha sido una mañana agradable y hemos conocido un paraje de gran importancia natural y cultural .Recorrido de dificultad baja .Un saludo
    


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada