Jimena de la Frontera

Jimena de la Frontera

jueves, 28 de noviembre de 2013

ESPAÑA TAMBIÉN PRODUCE ESPECIES INVASORAS

 

Innumerables especies españolas se han convertido en invasoras en otros países, con graves daños económicos y ambientales
  • Autor: Por ALEX FERNÁNDEZ MUERZA
  • Fecha de publicación: 11 de noviembre de 2013
  
- Imagen: Alexis Vaughan -
Las especies invasoras causan graves daños económicos y ambientales en los lugares que colonizan. Se suele hablar de las especies exóticas que invaden España y sus consecuencias, pero no tanto de las que saltan nuestras fronteras y se convierten en invasoras en otros países. Este artículo señala que España también produce especies invasoras y apunta las más destacadas, además de los daños causados y las medidas tomadas para combatirlas.

España también produce invasoras

La cantidad de especies invasoras originarias de España que han saltado a otros países es "innumerable, se han 'exportado' desde antes del descubrimiento de América, cuando estos sucesos bidireccionales se dispararon", afirma Nicolás López, responsable del Área de Conservación de Especies y Espacios de SEO/BirdLife.
La cantidad de especies invasoras originarias de España que han saltado a otros países es "innumerable"
Bernardo Zilletti y Laura Capdevila-Argüelles, responsables del Grupo Especialista en Invasiones Biológicas (GEIB), matizan que las especies no conocen límites políticos, así que su área de distribución natural puede incluir España y otros países.
Pablo Vargas, botánico del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), explica que las especies mediterráneas, en especial las plantas, cuando salen fuera encuentran condiciones muy cómodas para expandirse por estar acostumbradas a un clima extremo, de manera que todo el arco mediterráneo es más exportador que importador de invasoras.

Las especies invasoras españolas más destacadas

La especie invasora se puede introducir de forma involuntaria, por ejemplo en algún medio de transporte como "polizón"; o intencionada, por algún fin económico. Los expertos consultados destacan varias especies que desde España invadieron otros países:
Oryctolagus cuniculus (conejo): esta especie nativa de la Península Ibérica ha sido un colonizador exitoso casi en todos los países donde se ha introducido. Se trasladaron conejos a Australia para practicar la caza con ellos, pero, al carecer de depredadores, su multiplicación se descontroló y se convirtieron en una plaga que los australianos han intentado combatir con múltiples medios.
Sus scrofa(jabalí): estos animales también fueron llevados a Australia en la colonización europea como fuente de alimento. En este caso, escaparon y ya en 1880 se les consideró como plaga en algunas zonas. También están en países tan diversos como China, India, Japón, Egipto o Kenia.
Carcinus maenas (cangrejo verde europeo): ha invadido Australia, Sudáfrica, Japón, América del Norte, etc. Se piensa que llegó por las aguas de lastre y de los embalajes para llevar cebo vivo o langosta del Atlántico.
Ulex europaeus (tojo): entre 1800 y 1900 se introdujo como planta ornamental en muchos países del mundo del resto de continentes.
Arion vulgaris (babosa): ha invadido gran parte del centro de Europa, parte meridional del norte de Europa y Estados Unidos.
Invasoras ibéricas en Canarias y Baleares: anfibios y reptiles, como Hemorrhois hippocrepis (culebra de herradura), Malpolon monspessulanus (culebra bastarda) o Pelophylax perezi (rana común); o plantas, como Arbutus unedo (madroño europeo) o Ulex europaeus (tojo europeo).
Ojaranzo: llevado por los británicos como planta ornamental desde Cádiz, se ha convertido en invasora en Reino Unido, Escocia, Nueva Zelanda, Bélgica o Francia.
Vencetósigo negro: esta planta herbácea con flores interfiere en la reproducción de la mariposa monarca y en su espectacular migración desde el sur de Canadá hasta México. Es originaria de España, Portugal, Italia y Francia.

Daños causados y medidas tomadas para combatirlas

Los expertos afirman que no hay cifras sobre daños económicos de invasoras españolas en otros territorios, aunque los daños ambientales son iguales que los provocados por las exóticas invasoras en España:
  • Modificación, pérdida y destrucción de los hábitats y ecosistemas nativos y aumento de la erosión.
  • Reducción de la biodiversidad, competencia, desplazamiento, depredación y extinción de especies autóctonas.
  • Daños en la agricultura y la ganadería.
  • Portadores y transmisores de enfermedades.
  • Aumento del peligro de extinción de las especies locales.
  • Incremento del riesgo de incendios.
En cuanto a las medidas para combatir los daños causados por las especies invasoras "españolas", los expertos no conocen acción alguna que se realice desde España. López recuerda la normativa CITES sobre comercio de plantas y animales exóticos y en peligro. Tanto el experto de SEO/BirdLife como los del GEIB destacan a Australia y Nueva Zelanda como los países más punteros en el control y legislación contra exóticas invasoras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada