Jimena de la Frontera

Jimena de la Frontera

miércoles, 23 de octubre de 2013

COSAS INPRESCINDIBLES PARA IR A LA NATURALEZA

 

Una salida a un entorno natural puede convertirse en una fatal experiencia si no se cuenta con los útiles indispensables
  • Autor: Por ALEX FERNÁNDEZ MUERZA
  • Fecha de publicación: 17 de octubre de 2013
  
- Imagen: sanja gjenero -
Disfrutar de la naturaleza es una experiencia recomendable para todas las edades. Sin embargo, no se puede ir a un entorno natural de cualquier forma, porque de lo contrario puede ser muy desagradable e incluso letal en casos extremos. Para gozar de la naturaleza sin llevarse sustos, este artículo recomienda cosas imprescindibles que hay que llevar.

Previsión y planificación previa

Antes de ir a cualquier entorno natural, hay que planificar bien la salida
La previsión es básica para evitar sustos o gestionarlos con éxito, teniendo en cuenta que la naturaleza es en ocasiones imprevisible. Antes de ir a cualquier entorno natural, hay que planificar bien la salida. Es esencial hacerse las siguientes preguntas: ¿qué tiempo meteorológico hará? ¿cuánto tiempo pasaré y con cuántas personas? ¿cómo es el terreno y las condiciones del lugar? Las respuestas servirán para elegir las cosas imprescindibles que se llevarán.

Ropa adecuada al entorno y el tiempo

La ropa especial de naturaleza utilizada con el sistema de capas mantiene la temperatura corporal de forma confortable y evita la humedad u otras inclemencias externas.
La ropa técnica o de naturaleza se basa en materiales transpirables, para no sudar en exceso, deshidratarse y enfriarse; cortavientos para evitar la bajada de temperatura producida por el viento; o impermeables, para no mojarnos. Su coste suele ser considerable, así que hay que estudiar qué uso tendrá. No es lo mismo ir a un espacio natural periurbano a pasar el día, que escalar un "ochomil". Hay una gran variedad de marcas, calidades y precios que se pueden escoger en función de la exigencia del lugar. El blog del montañero Francisco Delgado explica los variados tipos de ropas técnicas que pueden conseguirse con poco dinero. Asimismo, comprar prendas en rebajas o de temporadas pasadas es un buen consejo para ahorrar.
El sistema de capas consiste en combinar varias prendas en función del entorno y las condiciones meteorológicas. De esta forma, será más agradable y se adaptará mejor que llevar una sola prenda muy gruesa. La primera capa es una camiseta y un pantalón (que no sean de algodón); la segunda capa, un forro polar (desde los clásicos a los más modernos "soft-shell" cortavientos); y la tercera capa, una chaqueta de membrana transpirable, cortavientos e impermeable. Con mucho frío se puede llevar también un plumífero, y en las piernas unas mallas de primera capa y un pantalón de membrana de segunda, o bien unos pantalones más cálidos como los de esquí.
El calzado merece mención aparte. Las irregularidades del terreno o el agua pueden convertir en un auténtico horror nuestra estancia si se va con las típicas playeras. Aquí también hay que prever a dónde se va y elegir el calzado más adecuado: bota de caña alta, media o baja, de membrana impermeable para lugares húmedos o de rejilla para lugares cálidos, etc. y siempre con una suela especial para adaptarse al suelo y evitar en lo posible resbalones y caídas. Y por supuesto, unos buenos calcetines con refuerzos en las partes más delicadas y que transpiren.
Los complementos, como sombrero, visera o gorro, pañuelo o braga, guantes y gafas de sol, deberían también formar parte del atuendo.

Equipamiento

La mochila siempre debe acompañarnos en una salida a la naturaleza, por pequeña que sea, para llevar elementos indispensables, como alguna capa de ropa, agua o alimento. Al igual que la vestimenta, se debe elegir en función de las necesidades: las hay desde las más diminutas para ir con lo más básico, hasta las más grandes, pensadas para estar varios días fuera. La carga en litros, el número de bolsillos o los apoyos anatómicos son algunos elementos para tener en cuenta. Si no es impermeable, conviene tener una funda por si llueve. Poner lo más pesado pegado a la espalda, las cosas de uso frecuente en la parte más externa o guardar los alimentos o la ropa en bolsas estancas ayudarán a llevarla mejor.
La tienda de campaña y el saco de dormir son básicos si se planea estar varias jornadas fuera. Aquí también hay muchas posibilidades de materiales y sistemas de montaje, más o menos sencillos y resistentes, más o menos cálidos, etc. Por ello, hay que prever su utilización, y en el caso concreto de la tienda, el número ocupantes. Asimismo, hay que recordar que solo se puede hacer "camping" en los lugares permitidos para ello.

Materiales de orientación

Aunque el lugar sea conocido, perderse en la naturaleza es muy fácil. Los materiales de orientación, además de reducir dicho riesgo, pueden ayudar a encontrar atajos, caminos alternativos o lugares de interés. Una sencilla brújula y un mapa del sitio (se pueden comprar, descargar de Internet e imprimir o llevar en el móvil), guías de la naturaleza de la zona o un GPS (tanto específicos de naturaleza como los de los smartphones) no deberían faltar.
El experto de Nuevas Tecnologías de EROSKI CONSUMER, Jordi Sabaté, señala diversas aplicaciones de móvil para consultar mapas, conocer nuestra posición o saber qué tiempo hará. Asimismo, aconseja llevar el móvil cargado al 100% y una o dos baterías externas también bien cargadas.

Alimentos y residuos

En la mochila no debe faltar ni agua, ni algún alimento fácil de transportar y que aporte hidratación y energía suficiente, como barras de cereales, chocolate, fruta, frutos secos, galletas o latas de conservas. Tras su consumo, los residuos generados pueden contaminar e incluso provocar incendios si se tiran en el entorno. Por ello, hay que intentar llevar elementos reutilizables, no de usar y tirar, además de una bolsa para guardar la basura y depositarla en un lugar adecuado.

Útiles básicos para emergencias

Un pequeño botiquín de primeros auxilios, una linterna (las hay con una dinamo sin pilas), un mechero o unas cerillas (solo para hacer fuego en casos extremos, no para hacer fogatas que están prohibidas en la naturaleza) o un teléfono móvil para llamar al 112 en caso de accidente o problema grave puede que no tengan que utilizarse, pero si es así, pueden ser de vital ayuda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada