Jimena de la Frontera

Jimena de la Frontera

viernes, 7 de junio de 2013

Entorno ubriqueño (Sierra de los Pinos)

El amigo Amarillo me propuso visitar el entorno ubriqueño. Había quedado con compañeros  homo-bloguerus para fotografiar unos hincos de piedra de la época en la que esta zona era frontera entre cristianos y musulmanes. La cosa parecía interesante.


Pero él tenía también, en mente, otro objetivo como era el de explorar una zona de la Sierra de los Pinos que, en tiempos ya lejanos, había estado cubierta de pinsapos (constatado, por un viejo ingeniero de montes, en unos escritos). Solamente quedarían los tocones ya que habían sido talados.



Nos dirigimos a Ubrique y desde allí tomamos la carretera que lleva a Jimena con la intención de pasar por El Berrueco y, a continuación, internarnos por una pista forestal que discurre, por montes públicos, en dirección a Barrida.

                           Peñón del Berrueco

El día claro nos hizo disfrutar de unas esplendidas vistas.
  Al fondo, La Silla

Echium albicans  y   Ballota hirsuta

Aquí, en esta zona, la primavera luce todas sus galas, todavía.
Cerastium gibraltaricum

       
El Hacho de Gaucín  y algunos picos de Grazalema (quedo a la espera que el amigo Amarillo le ponga nombres)

        Nigella damascena     y     Orobanche ramosa




Omphalodes y orégano blanco


                  Himantoglossum hircinum              Ophrys apifera






    Restos de chozos 

             Silene    y      Saxifraga globulifera


    Stachys germanica L. subsp. cordigera y Stachys circinata


Silene andryalifolia 


                           Jasione montana




                              Crambe filiformis


 Pilón natural




                 Espectacular el paisaje

Putoria calabrica


Crupina vulgaris



     Al fondo, la larga silueta de la Sierra de las Cabras


 Faltaba poco para llegar al Puerto del Alcornocalejo. Camino de los Contrabandistas.





Puerto del Alcornacalejo. Desde aquí emprendimos el camino de vuelta.

Sierra de Libar

                                         Paeonia broteri 









En nuestro camino encontramos algún que otro alfanje y chozos, en sus cercanías (El amigo Contreras escribió en su blog una bonita historia: Soy hijo de carbonero)



                       Chaenorrhinum villosum


Linaria amethystea 

Linaria tristis

Linaria platycalyx





              Phlomis crinita subsp. malacitana



Sedum mucizonia




      Anacamptis pyramidalis y Serapia                             

               Pepe y Amarillo, en plena bajada







                    Tajos de las Majadillas





Serratula alcalae


Terminamos tomando un café en una venta no muy lejos de El Berrueco.
Nuestro objetivo de encontrar los restos de los pinsapos no lo logramos, pero pasamos un buen día de senderos, paisajes y plantas.


Aegilops triuncialis 



Amarillo y Pepe fueron a buscar los hincos de piedra indicativos de la frontera entre musulmanes y cristianos. Había que seguir una pared. Me quedé con las ganas. Estaba ya un poco cansado y decidí quedarme.(El amigo Amarillo dará, en su blog, debida cuenta de este final)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada