Jimena de la Frontera

Jimena de la Frontera

sábado, 23 de marzo de 2013

UN CEMENTERIO LLAMADO MONTE EVEREST.....


El amigo Luis Mauricio Cabrera nos envia este artículo sobre el deporte de riesgo en la montaña.......


Hasta Mayo 2010, 3.431 personas han ascendido a la cima del Everest en un total de 5.070 coronaciones. Muchos de ellos, sherpas, tienen en su haber mas de 10 ascensiones.


Los que encontraron descanso eterno en aquellas alturas suman un total de 216 personas. Se estima que unos 120 cuerpos aun permanecen allí y, dada la dificultad de rescatarlos, lo harán por mucho tiempo mas. Muchos se encuentran en las rutas de escalada mas comunes, por lo que resulta difícil no avistarlos durante una subida. En algunos casos, hay que pasar necesariamente junto a ellos.


Algunos cadáveres tienen incluso mote. "Botas verdes"; permanece en la ruta de la cara norte desde 1996.




Fue un escalador indio llamado Tsewang Paljor que murió el 10 de Mayo de 1996 victima de una tormenta que se llevo aquel día la vida de otras siete personas.


Ian Woodall es un escalador británico que se encontraba en la montaña aquel fatidico día. Sobrevivió a la tormenta y llegó a la cima, pero afirma que desde entonces la imagen de "Botas Verdes" no ha dejado de perseguirlo. En 2007, Woodall regresó a la montaña para enterrar a "Botas Verdes" y a Francys Arsentiev: la primera mujer estadounidense que corono el Everest sin la ayuda de botellas de oxígeno (22 de mayo de 1998). A ella le unían experiencias mas trágicas aun. El 24 de mayo de 1998, Woodall subía con una expedición y encontró a la escaladora medio congelada, exhausta e incapaz de completar la bajada tras conseguir el hito mencionado. La asistió durante su ultima hora de vida. Ella no paraba de repetir: "No me abandones".




Aunque en el 2007 logro enterrar el cuerpo de esta escaladora, no pudo hacer lo mismo con el del indio, así que planea regresar de nuevo para terminar esta misión.


Muy cerca de "Botas Verdes" descansa el cadáver de David Sharp. David murió el 15 de Mayo de 2006 a escasos 800 metros de la cumbre, y al menos 40 personas pasaron a su lado mientras agonizaba, pero nadie hizo nada por bajarle de allí. Su caso fue motivo de una gran controversia.




Algunos cuerpos han merecido el honor de ser buscados y rescatados. George Herbert Leigh Mallory fue un escalador y montañero británico que tomó parte en las tres primeras expediciones que intentaron escalar el Everest (1921, 1922 y 1924). En el ultimo intento, desapareció junto con su compañero de cordada, Andrew Irvine, a más de 8000 metros en la cara noreste de la montaña. Aún hoy persiste la duda sobre si consiguieron hacer cumbre, en cuyo caso se habrían adelantado en 29 años al primer ascenso oficial: el de Edmund Hillary y Tenzing Norgay en 1953. El cuerpo de Mallory fue encontrado en 1999, 75 años después de su desaparición, gracias a una expedición dirigida por Eric Simonson que pretendía dar respuesta a esta gran incógnita del himalayismo.




A continuación vemos a Peter Boardman, que murió el 17 de mayo de 1982 junto con su compañero Joe Tasker, cuando intentaban la ruta nor-noroeste. Su cuerpo fue encontrado 10 años mas tarde.




Otro caso fue el de la alemana Hannelore Schmatz, que murió el 2 de octubre de 1979 tras alcanzar la cima. Quedo sentada para siempre en el hielo, con los ojos abiertos y el pelo ondeando al viento. Durante años, quienes tomaban la ruta sur se topaban necesariamente con ella. En 1984, dos nepalies trataron de rescatar el cuerpo y murieron en el intento. Finalmente, los vientos arrastraron los restos de la alemana ladera abajo.


Otros muchos cuerpos continúan en la Cima del Mundo, mostrando claramente el precio que tiene un sueño.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada