Jimena de la Frontera

Jimena de la Frontera

viernes, 1 de junio de 2012

LOS OPTIMISTAS VIVEN MÁS......


1296518.JPG
«Está en sus genes» es una frase común de los científicos cuando se les pregunta acerca de los factores que permiten a las personas centenarias vivir más de 100 años. Hasta ahora, la investigación se ha centrado en las variaciones genéticas que ofrecen una ventaja fisiológica, como los altos niveles de colesterol HDL -colesterol bueno-. Pero un equipo de investigación del Albert Einstein College of Medicine y de la Universidad Yeshiva (EE.UU.), han encontrado que los rasgos de la personalidad como ser extrovertido, optimista, tolerante, así como estar comprometido en actividades que ayudan a los demás también pueden ser parte de una mayor longevidad.

Los hallazgos, publicados en la revista 'Aging' forma parte del Einstein's Longevity Genes Project, que incluye a más de 500 judíos ashkenazi con edades entre los 95 y 100 años. Se ha seleccionado esta población porque es genéticamente homogénea.

Estudios previos habían indicado que la personalidad está directamente relacionada mecanismos genéticos que pueden afectar directamente a la salud. El presente estudio se diseñó para analizar la relación entre la personalidad y los genes en 243 centenarios.

"Cuando empezamos a trabajar con los centenarios pensamos que nos encontraríamos con que las personas que había sobrevivido tanto tiempo era, en parte, porque tenía 'malas pulgas"', señala Nir Barzilai. Sin embargo, cuando evaluamos la personalidad de estas 243 personas centenarias, encontramos cualidades que reflejan claramente una actitud positiva hacia la vida. La mayoría eran "extravertidos, optimistas y de trato fácil". Para ellos, la "risa es una parte importante de su vida y tenían una gran red social".

Los expertos señalan que algunas evidencias científicas advierten que la personalidad puede cambiar a partir de los 70 años, "así que no sabemos si nuestros centenarios han mantenido estos rasgos de personalidad positiva a través de su vida útil". Sin embargo, Barzilai considera que estos hallazgos sugieren que los centenarios "comparten rasgos particulares de personalidad" y que los aspectos de base genética de la personalidad pueden jugar un papel importante en tener una "buena salud y una longevidad excepcional".

Fuente: Abc

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada